RADIO ONLINE
SEGUINOS EN FACEBOOK
Publicidad
Noticias Locales
Locales 06 may 2017 4017
Un video casero muestra cómo un grupo de hombres trabaja en una zona boscosa empaquetando marihuana prensada. Habría sido grabado en Pedro Juan Caballero, según revela el autor del material.

Un rancho precario con mobiliario rudimentario y numerosos ladrillos son el escenario del video, grabado por un productor de marihuana desde la clandestinidad, quien pese a su deseo de viralizar su trabajo, tomó las precauciones de no revelar demasiados detalles, ni mostrar el rostro de ninguno de sus compañeros.

El material empezó a correr en redes sociales y da una idea de cómo trabajan los productores de marihuana, específicamente en el proceso de prensar y embalar el ilícito producto, que termina como “ladrillo”, una de las principales unidades de medida de la sustancia a la hora de comercializarse.

La ciudad de Capitán Bado es la principal zona de producción de marihuana en Amambay, seguido de las colonias aledañas a la capital departamental, Pedro Juan Caballero. Una vez cosechada, la “hierba maldita” es picada y convertida en ladrillos, como se observa en el video, para su comercialización.

Los ladrillos se preparan de acuerdo al pedido del cliente, es decir, el tamaño de cada unidad se adapta a las necesidades del traslado, más fina, más compacta o más larga, para ocultarla lo mejor posible. Fondos falsos o toneladas de granos de soja son solo algunas de las astutas formas de ocultarla.

De acuerdo a las estimaciones, por cada diez camiones con marihuana que cruzan hacia Brasil, solo tres son detectados. Es decir, el 70 por ciento de la mercancía cruza la frontera y tiene muchas más chances de llegar a su destino. Un negocio altamente rentable por la vulnerabilidad - o complicidad - de los controles fronterizos.  

En las zonas de las fincas, cada kilo de marihuana prensada se cotiza entre G. 40.000 y G. 50.000 y su precio va en aumento a medida que atraviesa las ciudades brasileñas. Puede llegar a triplicar su valor en Río de Janeiro o Sao Paulo, las ciudades donde más se consume la marihuana paraguaya.

PREFERIDA

La “macoña” producida en Paraguay es una de las más deseables en la región y la predilecta en Brasil y Argentina, pues posee más tetrahidrocannabinol - constituyente psicoactivo del cannabis - que las producidas en otras tierras.

Según investigaciones, en Buenos Aires, Argentina, se comercializa en forma de cigarrillos - puchos - bautizados con el nombre de “Pedro Juan”, por su fama y se cotiza al doble de otros cigarrillos de marihuana común.

Fuente: http://www.abc.com.py/nacionales/un-centro-de-acopio-por-dentro-1590970.html